SECPAL

Cuidados Paliativos y alimentación sana

¿Son los ácaros un problema para la salud?

En otoño, los ácaros del polvo son un problema en todas las casas, pues afecta a la calidad del aire que estamos respirando todos los días.

Los ácaros del polvo son parientes cercanos de las garrapatas y las arañas. Les encanta vivir en colchones, ropa de cama, muebles tapizados, alfombras, y cortinas; ya que se alimentan de las escamas de la piel muerta, tanto de humanos como de animales.

¿Son los ácaros un problema para la salud?

Y sobretodo en el otoño, los ácaros del polvo y sus excrementos son un alérgeno principal que afecta a millones de enfermos de asma y alergias a estos ácaros. Como no les podemos ver, pues son microscópicos, los respiramos continuamente, tanto a ellos como a sus heces.

Un estudio encontró que hasta un tercio del peso de una almohada al cabo de 2 años, se compone de ácaros vivos y muertos, polvo, heces de ácaros y piel muerta. Un colchón puede tener casi el doble de peso durante 10 años.

El problema: los ácaros muertos y sus excrementos

Para ser precisos, los ácaros no son el problema, son sus excrementos y su descomposición en organismos que causan una variedad de problemas de salud cuando son inhalados. Esos excrementos son tan pequeños que pueden ser inhalados y depositados directamente en los alvéolos.

El resultado es secreción nasal y otros síntomas respiratorios. La inhalación de partículas de ácaros puede causar asma y desencadenar un ataque de asma.

Afortunadamente, hay algo que podemos hacer para reducir la presencia de partículas de ácaros en el aire que respiramos en casa.

  1. Para ayudar con los problemas de las alergias, acude a un médico o alergólogo.
  2. Mantén la humedad de casa por debajo del 55%, pues a los ácaros les gusta la humedad. Un deshumidificador te puede ayudar.
  3. Reemplazar las alfombras y moquetas de las habitaciones por superficies sólidas como el azulejo o la madera, pues los ácaros se desarrollan en ellas. Esto puede eliminar el 90% de los ácaros del polvo.
  4. Evita que las mascotas entren en el dormitorio.
  5. Considera reemplazar el colchón y las almohadas. Los colchones hay que cambiarse cada 10 años y las almohadas cada 2 años.
  6. Invierte en fundas de almohada y colchón antiácaros.
  7. Compra un purificador del aire de alta eficiencia.
  8. Pasa el robot aspirador iRobot Roomba regularmente por todo el suelo. Su filtro HEPA puede atrapar hasta las partículas más pequeñas, devolviendo un aire mucho más puro y fresco.
  9. Lava todas las semanas las mantas y la ropa de cama en agua caliente (60ºC).
  10. Reemplaza la lana y las plumas por materiales sintéticos.
  11. Utiliza un trapo húmedo para retirar el polvo. No utilices uno seco, pues lo único que va a hacer es mover el polvo de sitio.