SECPAL

Cuidados Paliativos y alimentación sana

¿La carne roja puede producir cáncer?

Hace algún tiempo se califico a la carne roja como una de las posibles causantes del cáncer. Pero esta relación entre algunos tipos de carne y algunas formas de cáncer (en particular del intestino) no es nueva. La evidencia se ha construido sólidamente durante décadas y es apoyada por muchas investigaciones. Las formas de cocinado también juegan su papel en esta causa, y a la barbacoa puede ser la más problemática. Consulta en la web todobarbacoa.es cual es la mejor barbacoa.

La pregunta es obvia ¿cuanta carne roja se puede comer? y ¿cuantos casos de cáncer están relacionados con el consumo de carne roja?

¿La carne roja puede producir cáncer?

En este post, vamos a explicar sencillamente como puede afectar esta carne a nuestro organismo y la relación con el cáncer.

Para empezar, hay que tener claro que una dieta saturada de carnes (sobretodo rojas) no es nada saludable. Pero un filete o una hamburguesa un par de veces a la semana tampoco es perjudicial. Hay que ser equilibrados.

Diferencias entre carne roja y carne procesada

La carne roja es cualquier tipo de carne con un color rojo oscuro antes de que se cocine, como la de ternera, cerdo, cordero, y las carnes de caza.

La carne procesada es la que no es fresca, sino que ha sido sometida a un proceso de curado, salado, ahumado o conservado. Un ejemplo son las salchichas, el bacon, los embutidos, etc.

También está la carne blanca, que es la que tiene un color blanquecino, como la de las aves o el conejo. Este tipo de carnes están excluidas de riesgo.

Evidencias

Hasta ahora, hay una evidencia respaldada por varios estudios de que el cáncer de colon es más común entre las personas que consumen más carne roja y procesada. La carne procesada está más fuertemente vinculada al cáncer de colon que la carne roja. Los resultados han mostrado que aquellos que comen más carne procesada, tienen un 17% más de riesgo de desarrollar cáncer de colon.

¿La carne roja y procesada causan cáncer?

Los investigadores aún están intentando precisar la causa exacta de cómo la carne roja y procesada actúa en las células para convertirlas en cancerosas, pero los principales culpables parecen ser ciertos químicos que se encuentran en la carne misma.

Los problemas comienzan cuando un químico llamado hemo (parte del pigmento rojo de la sangre, hemoglobina) se descompone en el intestino para formar una familia de sustancias químicas llamadas compuestos N-nitroso. Estos dañan las células que recubren el intestino, así que otras células de revestimiento del intestino tienen que replicarse más para curar.

Y es esta replicación extra puede aumentar la probabilidad de errores en el ADN de las células, el primer paso en el camino al cáncer. Sea cual sea el mecanismo subyacente, ahora hay pruebas suficientes que confirman que la carne roja y procesada definitivamente puede causa cáncer.

Por lo tanto, recetas como las de este enlace tienen que ser tomadas con moderación.