SECPAL

Cuidados Paliativos y alimentación sana

Cómo cuidar de ancianos en casa

El cuidado de ancianos en casa, ya sean padres, suegros o abuelos, requiere dedicación, tiempo y esfuerzo, como nos dice este artículo de El País. Sería bueno hablar con ellos y discutir las opciones que hay, antes de que sea necesario tomar medidas más drásticas.

Tanto si decidimos visitarlos todos los días en su casa, como si optamos por traerlos a la nuestra, hay que realizar ciertos cambios en la casa a fin de proporcionarles un entorno seguro y saludable.

Cómo cuidar de ancianos en casa

El cuidado de una persona mayor no es sencillo, y van a aparecer tensiones entre ambas partes, sin importan cuanto estén dispuestos a ayudar. Es inevitable. Sin embargo, saber cuales son los conceptos básicos en el cuidado de los ancianos en el hogar, te ayudará a prepararte para esta tarea.

Lo primero que hay que hacer, es mentalizarse de que tarde o temprano, hay que asumir la responsabilidad de cuidar a algún mayor. Y después, está en tu mano ayudarlos a que puedan quedarse en su casa de manera independiente con algunos cambios en casa, o llevarles a la tuya.

Prepara la casa, lo primero

Hay que evaluar los posibles riesgos que se pueden producir, como las caídas por alfombras sueltas, golpes por tener demasiados muebles que dificultan el desplazamiento o áreas de la casa por las que no pueden pasar (como las escaleras).

También hay que instalar detectores de humo y monóxido de carbono, y si los hay, comprobar si funcionan correctamente. Asegúrate de que los cables de las lámparas o los aparatos electrónicos, los flecos de las alfombras, o cualquier otro cable suelto, están bien tapados y no constituyen un peligro.

Si en el baño tienen bañera, considera la posibilidad de cambiarla por un plato de ducha. Si no es posible, instala barras de sujeción para que puedan agarrarse si se resbalan, y pinta la base de la bañera con un producto anti deslizante para que no se resbalen.

Si se tienen alfombras de baño, hay que asegurarlas al suelo con tiras antideslizantes para que no se muevan. Todos los aparatos eléctricos del baño tienen que estar desenchufados hasta que se utilicen y deben mantenerse alejados del agua.

Las luces nocturnas en áreas estratégicas alrededor de la casa, por ejemplo en el dormitorio y por todo el pasillo habitación, harán que puedan salir de su cuarto e ir al baño en plena noche sin que se golpeen por falta de visibilidad. Estas luces proporcionan un poco de iluminación durante la noche sin tener que dejar luces encendidas, y no gastan casi nada.

Puede ser buena idea utilizar la tecnología. Productos como QuietCare, que se basa en sensores de movimiento colocados estratégicamente en la casa para vigilar a los mayores, puede ayudarnos a estar más tranquilos cuando no estamos con ellos. Sólo tenemos que comprobar nuestro smartphone para saber lo que está haciendo, si se ha caído en el baño, si está en la cama, etc.

No tiene cámaras ni micrófonos, de tal manera que el anciano todavía tiene privacidad, y un sitio web seguro actualiza un informe de estado cada dos horas. Lo mejor de todo es que puede llamar inmediatamente a urgencias si detecta algo fuera de lo común.

Haz arreglos para que no se queden solos

Provee a los ancianos de un teléfono móvil con varios números de emergencia en marcación rápida, e ínstalos a que lo tengan en su bolsillo mientras estás ausente.

Cuando puedas, ve a visitarlos para ver que tal están, y si no tienes que trabajar, haz arreglos con vecinos u otros familiares para que los visiten regularmente mientras tu no puedes.

Cualquier persona involucrada en ayudar en el cuidado del anciano debe tener una lista con los teléfonos de emergencia de los médicos y la persona de contacto en caso de emergencia, así como la información médica necesaria acerca de la persona (por ejemplo, si es diabético, si tiene marcapasos o si tiene alguna alergia).

Organiza un horario para que otros miembros de la familia o amigos puedan colaborar llevándolos a sus citas con el médico, a recoger las recetas, a hacer la compra, cocinar y limpiar la casa.

La tarea puede ser difícil para una sola persona, y el apoyo físico y emocional es esencial. Si los ancianos necesitan atención física que no eres capaz de darles, como ayudarles a bañarse o a levantarse, puede que necesites considerar contratar los servicios de un cuidador para que realice estas acciones por ti.

Salvaguarda su salud y seguridad

Asegurarnos de que hace un mínimo de ejercicio al día es importante para prevenir enfermedades, como llagas o el sobre peso. Hay pautas de ejercicio para personas mayores que requieren de varias sesiones de ejercicio a la semana.

Estáte pendiente de la medicación que tiene que tomar. Cuando se es mayor, el número de pastillas que hay que tomar es muy amplio, por eso hazle un planning con lo que tiene que tomar y cuando. Y asegúrate de que lo toma recordándoselo.

Es importante lavar bien la ropa de cama dos o tres veces a la semana, para prevenir las enfermedades por ácaros, así como cambiar el colchón cuando sea necesario. Igual se requiere una cama articulada para que pueda estar enderezado en la cama sin que le cause dolor.

Protege sus finanzas

Las personas de la tercera edad son especialmente vulnerables en temas financieros, y ayudarles en ésta tarea también es cosa de los cuidadores.
Poner en orden sus finanzas, mirar que no tenga ninguna deuda e ir saldándola si la tiene, así como destina runa parte de lo que gana para futuros gastos médicos puede ser buena idea.

Hay que protegerlos de las estafas, pues las personas mayores son especialmente su objetivo. Y hay que instarles a que hagan un testamento antes de que no tengan todas sus facultades mentales y no lo puedan hacer.

Actividades para ancianos

Muchos ancianos se aíslan del mundo, y corren el riesgo de padecer depresión. Algunas maneras de asegurarse de que permanezcan comprometidos con el mundo es implicarles en actividades en las que se sientan útiles.

Hay diferentes cursos para gente mayor que les enseñan a hacer diferentes actividades, hay programas de voluntarios en comedores sociales, en protectoras de animales, etc...

En vez de que se sienten a ver lo que echan en la televisión, puedes enseñarle a que escuche su música favorita con las aplicaciones en streaming, seguro que encuentran música de su época y le traen muchos y buenos recuerdos.
Y si tienen problemas de audición, opta por comprar unos auriculares para la gente mayor.

Asegúrate de que son capaces de escuchar bien. En bastantes ocasiones se niegan a reconocer que tienen problemas para oír bien. O no se dan cuenta y terminan poniendo el volumen de la televisión muy alto. Este problema es bastante habitual. Los auriculares son relativamente económicos y así el resto de la familia o compañeros de vivienda no tendrán que lidiar con el alto volumen de la tele.